Uno se manifestaba ateo... y el otro decía ser cristiano Por F. Cobacho - Revista Cresol

Vaya al Contenido
Uno se manifestaba ateo…                     y el otro decía ser cristiano
Francisco Cobacho

Hace años, un viejo militante anarcosindicalista, compañero de la CGT, Antonio Quinto Seguí, de quien aprendí muchas cosas buenas, entre otros valiosos regalos me entregó esta carta de Garcieta, un peón de la construcción de Manises, y militante de la CNT.
En ella, Garcieta se despide perdonando a quienes dos horas después de escribirla, le fusilaban.
Este hombre era ateo, y por serlo, nada esperaba encontrar al dejar este mundo.
Pero pedía a sus compañeros que supieran perdonar y que no cayeran en el “herror” en que sus enemigos cayeron… y que “miraran el futuro con la pureza que nuestras ideas ‘tubieron’ siempre.”
---------
Y por esas mismas fechas, tropecé con esta esquela en la que este otro hombre ‘cristiano’… “ni olvida ni perdona”.
Y lo que más me dolió fue que esta última nota está presidida por la cruz en la que murió crucificado Aquél que sí perdonaba.
¿Seríamos capaces de decidir quién de estas dos personas se acerca más al comportamiento de Jesús cuando pedía al Padre que perdonara a quienes le crucificaron?
A mí no me cuesta mucho.

Copyright © 2018 Revista Cresol - Desarrollado por WEBDSEO
Regreso al contenido