Pablo D´Ors - Revista Cresol

Vaya al Contenido

Pablo D´Ors

Sumari > DESEMBRE: Llenguatge adaptat al present
Renovación urgente y necesaria

PREGUNTAS PARA PABLO D´ORS, SACERDOTE, ESCRITOR
- En diciembre de 2018 el Papa en su intención de oración mensual, pedirá por el servicio de la transmisión de la fe, “para que las personas dedicadas al servicio de la trasmisión de la fe encuentren un lenguaje adaptado al presente, en diálogo con la cultura”. ¿Qué reflexión le sugiere esta preocupación del Papa?
Que una fe sin inculturar es una fe muerta.
 
- La Iglesia católica viene utilizando un lenguaje religioso que cada vez resulta más incomprensible al hombre y la mujer del siglo XXI. ¿Cómo define Ud. la revolución del lenguaje que está llevando a cabo el Papa Francisco?
Más que de revolución hablaría de renovación. La calificaría de urgente y necesaria.
 
- ¿Un lenguaje que la gente común comprende?
Si lo espiritual no es sencillo, no es espiritual.
 
- ¿Sensibilidad por el lenguaje de los gestos?
Sin cuerpo, no hay interioridad. La expresión es la garantía de que hay experiencia.
 
- La cuestión del lenguaje religioso adaptado, ¿por qué es uno de los temas preferidos del Papa?
Ignoraba que lo fuera. Si es así, revela que es un buen pastor.
 
- Según su parecer “a menudo, el discurso eclesiástico engarza poco con la sensibilidad y con el lenguaje de la gente común”. ¿Dónde está la raíz del problema?
En que el clero se ha separado demasiado de la vida ordinaria de la gente.
 
- Con la variedad de puntos de vista que hemos heredado, ¿qué podemos hacer hoy los sacerdotes para no ser rutinarios, funcionales y verborreicos?
Hacer silencio, orar. Si estamos en nuestro centro, nuestras acciones serán centradas.
 
- Necesitamos una mayor profundidad. ¿Qué tareas nos urge desarrollar en las parroquias?
El sistema eclesiástico de división territorial no responde a los tiempos. Sin abolirlo radicalmente, sería bueno ir implantado escuelas de espiritualidad.
  
- En sus libros intenta traducir la experiencia creyente al lenguaje de la modernidad, ¿hacia dónde apuntan sus motivaciones?
Yo no decido lo que voy a escribir, ese trabajo lo hace la pluma o el bolígrafo por mí.
 
- Trabajo arduo ese de actualizar el lenguaje cristiano. ¿Qué claves nos propone Ud.?
El lenguaje cristiano es tan difícil de actualizar como el científico, el filosófico, el cinematográfico, el teatral… Si estás vivo, te renuevas. La no renovación es un índice claro de mortalidad.
  
- ¿Por dónde comenzar en la liturgia?
Por la antropología del rito para, después, pasar a la simbología cristiana y, al fin, desembocar en la liturgia, que debe ser siempre acción sagrada, nunca una representación teatral.
 
- ¿Por las oraciones?
Cada creyente ora según su sensibilidad y lenguaje. Poner palabras al misterio del Silencio, eso es la oración mental y afectiva.
 
- Dice Mary Paz López Santos: Hay una petición de oración en la que el lector pide a Dios: "Sé ayuda para cuantos son víctimas de cualquier segregación por causa de su raza, color, condición social, lengua o religión". Y se contesta: "Y haz que todos reconozcan su dignidad y respeten sus derechos" (La petición está en el Diurnal - Liturgia de las Horas, I Vísperas domingo IV). ¡No se dice nada de quienes sufren segregación por causa de su sexo!. ¿Urge revisar el lenguaje sexista?
La Iglesia lleva doscientos años de retraso, dijo el Cardenal Martini. Se refería, evidentemente, a lo social, lo sexual, lo lingüístico… No se trata de corrección política, sino de justicia divina.
 
- “Las mujeres deben tener mayor espacio y una presencia más incisiva en la Iglesia católica" (Papa Francisco). ¿Mujeres discriminadas en el seno de la propia Iglesia católica?
Sí, si bien el feminismo es un fruto del cristianismo que ha florecido fuera del seno de la Iglesia católica.
 
- Las formulaciones del catecismo o del credo, ¿cómo habría que reformularlas?
El Credo yo lo dejaría en paz. La idea de un catecismo universal es tentadora, pero peligrosa. La pluralidad eclesial es tan grande y hermosa que resulta difícil acuñarla en expresiones válidas y significativas para todos los que nos sentimos cristianos.
 
- El lenguaje ha de modificarse. Pero, ¿para hablar de qué?
De la vida, siempre de la vida.
Copyright © 2018 Revista Cresol - Creado por SocialOpen
Regreso al contenido