Mi apoyo al Papa, por J. V. Martínez - Revista Cresol

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mi apoyo al Papa, por J. V. Martínez

Sumari > NOTÍCIES: MISSIÓ EN LA VIDA
Mi apoyo al Papa Francisco

Pare Vicent Martínez (Alberic)

Después de que el 20 de agosto de 2018 se hiciera pública la Carta del papa Francisco a todo el Pueblo de Dios en la que pide perdón por los abusos sexuales, de poder y de conciencia que algunos miembros de la Iglesia cometieron, el Santo Padre visitó Irlanda para clausurar el Encuentro Mundial de las Familias los días 25 y 26 de agosto del mismo año.

Me impresiona vivamente la firmeza con la que el Papa ha condenado esos crímenes y su firme compromiso de trabajar para que no vuelvan a ocurrir.
En la Iglesia, si un miembro sufre todos sufren con él.

A todos nos debe llegar al corazón y a las entrañas el sufrimiento de las víctimas y sus familiares.

Pero el Papa añade algo más:
"Es necesario que cada uno de los bautizados se sienta involucrado en la transformación eclesial y social que tanto necesitamos. Tal transformación exige la conversión personal y comunitaria y nos lleva a mirar en la misma dirección que el Señor mira. Eso es estar donde el Señor quiere que estemos, a convertir el corazón ante su presencia. Para esto ayudará la oración y la penitencia. Invito a todo el Pueblo santo de Dios al ejercicio penitencial de la oración y el ayuno siguiendo el mandato del Señor en Mt. 17, 21, que despierte nuestra conciencia, nuestra solidaridad y compromiso con una cultura del cuidado de los más vulnerables y el nunca más a todo tipo y forma de abuso (...) Es imprescindible que como Iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pedimos perdón por los pecados propios y ajenos (...) Que el Espíritu Santo nos dé la gracia de la conversión y la unción interior para poder expresar -ante estos crímenes de abuso- nuestra compunción y nuestra decisión de luchar con valentía"

Fue también muy impresionante el acto penitencial de la Misa que el Papa celebró el domingo 26 para dar por concluido el Encuentro de las Familias.
El Papa, tras haberse entrevistado con algunas víctimas de abuso, fue pidiendo perdón a Dios por los crímenes cometidos y por el encubrimiento que algunos hicieron de estos actos delictivos, infames, pecaminosos, inhumanos.

La Irlanda que ha visitado Francisco se parece poco a la Irlanda que visitó Juan Pablo II.  La gente ha perdido la confianza en la Iglesia y en sus Pastores, sobre todo porque no fueron capaces de hacer frente a los abusos ni pusieron los medios necesarios para que no se repitiesen.

El Papa ha pedido perdón a Dios en nombre de toda la Iglesia.

Ha pedido perdón a las víctimas y sus familias.

Y no solo eso: Nos exhorta a todos a orar y trabajar para que nunca más se repitan abusos de ningún tipo.

Mi apoyo total y más sincero al papa Francisco y su modo de proceder.
Copyright © 2018 Revista Cresol - Creado por SocialOpen
Regreso al contenido | Regreso al menu principal