Jóvenes economistas con Francisco Por Enrique Lluch - Revista Cresol

Vaya al Contenido
Jóvenes economistas con  Francisco
Enrique Lluch Frechina, Profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera

Francisco, nuestro obispo de Roma, vuelve a sorprendernos convocando un encuentro para jóvenes economistas y empresarios el año próximo. Francisco insiste mucho en hablar de economía. Es consciente de que la buena noticia hoy, en esta nuestra sociedad tan economizada, pasa por construir una economía más humana, una economía del don y la gratuidad, una economía en la que el beneficio no sea el norte de su actuación, una economía que esté al servicio del ser y que no ponga a toda la sociedad a su servicio.

Francisco sabe, (como sabían también sus antecesores en el obispado de Roma) que es imposible anunciar la buena noticia del evangelio si esta no se concreta en una opción social y en una mejora de la sociedad, también en su vertiente económica. También sabe que el futuro está en manos de las personas jóvenes que van a ser los dirigentes y los empresarios que manejarán las riendas de la sociedad en breve. Por ello ha puesto un límite de 35 años para asistir a este encuentro.

Francisco ha denunciado algo de lo que ya habló Juan Pablo II hace unos años. Este último lo denominó la idolatría de los mercados y Franciso lo ha llamado la idolatría o el fetichismo del dinero.
Pero Francisco también sabe que no es suficiente la denuncia, que no podemos quedarnos en hablar de cómo son imcompatibles el amor al dinero y el amor a Dios y cómo el amor al dinero es el peor de los pecados (como afirma San Pablo en la carta a Timoteo). Podemos quedarnos ahí pero la denuncia sin anuncio es un ejercicio inútil.

Por ello, un encuentro de esta clase no es un lugar en el que recordar al mundo que las cosas van mal, sino un espacio en el que ver cómo se puede transformar la economía en una clave más humana. El paradigma económico se puede cambiar, no estamos condenados a que las cosas sean únicamente de una manera. Los mercados no son un Dios al que hay que plegarse, sino unos instrumentos que nosotros dirigimos hacia el lugar que deseamos.

Francisco ha puesto en la organización de este evento a Luigino Bruni, uno de los economistas que lideran lo que conocemos como “economía civil”. Hace poco también nombró al economista más prestigioso de esta corriente, Stefano Zamagni, como el presidente de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales. Las ideas de la economía civil y de estos dos profesores se vislumbraban en muchas de las partes de la Encícicla Caritas in Veritate, lo que da una continuidad entre lo que dijo el anterior pontífice sobre economía y la línea que está potenciando Francisco en estos momentos.

Es pues, muy ilusionante saber que tenemos la posibilidad de preparar una cantidad de economistas jóvenes que vean cómo la economía es una actividad al servicio de la persona, de la sociedad y del bien común y no una imposición que nos obliga a ser individualistas, egoístas y ver únicamente por nuestro propio bien. Para ello tenemos que romper muchas barreras y conseguir que esta manera de ver los asuntos económicos llegue también a las aulas, a la universidad, a nuestros alumnos de la ESO y del bachillerato (que también estudian asignaturas económicas).

En España tenemos que comenzar a difundir el encuentro entre los jóvenes que cumplen los requisitos para asistir. Hay que animarles a que se apunten (no todos podrán ir, va a haber una selección) y envíen sus currículums a la organización. Por ahora, los días 4 y 5 de Septiembre la Fundación Pablo VI, la Comisión Episcopal de Pastoral Social y la Conferencia Episcopal Española, en colaboración con Funderética, la Confer, la Asociación por una Economía de Comunión en España y la Fundación SM organizamos un curso sobre economía civil en el que presentaremos este encuentro (https://enriquelluchfrechina.wordpress.com/2019/06/04/la-economia-civil-una-economia-para-las-personas/) Para aquellos que quieran asistir a Asis en Marzo y para todos los que quieran saber cómo podemos construir ese nuevo paradigma puede ser un buen comienzo.
https://enriquelluchfrechina.wordpress.com/
https://www.facebook.com/MasAllaDelDecrecimiento
Copyright © 2018 Revista Cresol - Desarrollado por WEBDSEO
Regreso al contenido