Discernimiento Por Isabel Vera - Revista Cresol

Vaya al Contenido
AUTORES PARA EL DISCERNIMIENTO
Isabel Vera Aguilar

JAMES MARTIN, JESUITA
El jesuita James Martin acaba de publicar en España su libro Tender un puente (GC Loyola). Una invitación a la Iglesia a tratar a las personas LGBT “no como leprosos”, como ha venido haciendo, “sino como hijos amados de Dios”. El religioso también tacha de “falso” el relato de que los curas gays no puedan vivir vidas célibes o que sean la raíz de la crisis de los abusos de menores en la Iglesia.

HERMANA MÓNICA
María Laura Favarel. Hermana Mónica. En la periferia transexual. Freshbook. 2018
“Yo querría una cama limpia donde morir”. Esta fue la petición desesperada de una mujer trans -enferma de sida, tuberculosis, adicta a las drogas y al alcohol- a una monja de clausura. Aquellas palabras retumbaron en los oídos de Mónica Astorga, una carmelita de 50 años que vive en las afueras de Neuquén”.

JOSÉ MARÍA RODRÍGUEZ OLAIZOLA, SACERDOTE
Alguien me preguntaba: “¿Podrías definir homofobia?” Para definirlo no hay más que leer algunas de las respuestas que recibí. Hay quien ha aprovechado para establecer paralelismos, comparando la homosexualidad con el asesinato o con el robo. También hay quien ha vuelto al atrasado argumento de que homosexualidad es igual a enfermedad. Y, por supuesto, están todos los que inmediatamente vinculan homosexual con pedófilo.

GABRIELE KUBY, SOCIÓLOGA  
Explica en el documental La Humanae vitae que “no se cumplió la predicción de Habermas, Marcuse y la Escuela de Frankfurt de que si liberas tu sexualidad, y haces todo lo que te da placer, serás feliz y crearemos el paraíso en la tierra. Hemos liberado la sexualidad, pero no tenemos paraíso en la tierra. Ha ocurrido lo contrario”.

FABRICE HADJADJ, FILÓSOFO CONVERSO
Para Hadjadj, aun concediendo parte de razón a la denuncia de que «el cuerpo venía reprimido por las normas morales», más que una «liberación de la sexualidad», mayo del 68 fue «un esfuerzo por liberarse de la sexualidad, por deshacerse de la naturaleza y hacer de ella un objeto de consumo. Por entrar en una artificialidad total», cuya meta es el «seg-sex, el sexo seguro», algo así como «la cuadratura del círculo, puesto que el sexo es drama». Porque «hay momentos en que perdemos el control». Y ese sexo «nos lleva a entrar en una historia que nos supera». A tener problemas.

Copyright © 2018 Revista Cresol - Creado por SocialOpen
Regreso al contenido