Diario de un lector, por J. L. Barrera - Revista Cresol

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sumari > CULTURA
 
Diario de un lector

 
José Luis Barrera Calahorro
 
  No entiendo mi vida sin libros. Quizá porque nuestro tiempo es limitado y escaso decimos no tener tiempo para leer. Ello nos fuerza a descuidar esa faceta tan importante como es alimentar ideas, fortalecer el pensamiento, pertrecharse de recursos, adquirir talante de diálogo, y que la lectura nos puede dar.  Algunos tal vez se pertrechan de argumentos con lo que dice la televisión y los medios pero eso es algo tan peligroso… por eso la lectura de los libros es algo que siempre habrá que recomendar. Sin pretender atosigarnos, muchas veces hay que espantar esas comodidades que suelen escudarse en la agitada vida pastoral que provoca esa carencia de tiempo que a veces padecemos.
 
  Es verdad que también muchas de nuestras lecturas pueden verse lastradas si quedan dirigidas sólo por nuestros gustos y aficiones, por las influencias y modas. Ciertamente, en los libros hemos de buscar en primer lugar todo aquello que nos facilite nuestra labor pastoral: leer libros de índole religiosa o teológica. De la misma manera que necesitamos tener cerca a personas que nos ayuden en nuestra labor pastoral, los libros también puede ser un gran recurso.
 
  Aquí, pues, van unas recomendaciones, algunas muy particulares y personales de los libros que son objeto de mis lecturas que muchas veces obedecen a mis preocupaciones pastorales e intereses personales.
 
LA LLEGADA DE UN DIOS SALVAJE. Jaime Tatay SJ. Ed. Grupo Loyola- El Pozo de Siquem. 2018. Pgs. 192.
  Bajo un título atractivo en una portada impactante, el jesuita valenciano Jaime Tatay nos presenta un libro de reflexión y sencillos planteamientos sobre la verdadera revolución que puede significar para muchos el despertar verdadero de su fe cristiana. Yo lo veo como un libro que servirá como instrumento de ayuda a personas que desean salir de una situación de fe en Dios rutinaria o tambaleante. Algunas de sus páginas fueron publicadas en revistas de la Compañía de Jesús (Mensajero, Jesuitas)
 
Ahora ha ampliado dos y con nuevos capítulos se pública como un buen instrumento de pastoral.
  “Dios llega de improviso. Y cuando aparece, puede cambiarlo todo. Igual que un lobo salvaje que, al ser introducido en un hábitat nuevo, lo transforma por entero. En 1995 los técnicos del Parque Nacional de Yellowstone decidieron reintroducir el lobo después de que, siete décadas antes, se capturase con trampa el último ejemplar. Esa decisión –muy polémica en su momento− transformó el paisaje de Yellowstone en poco tiempo de una forma tan radical que hasta los propios gestores del parque no podían dar crédito a lo que estaban viendo.
  Los biólogos e ingenieros que han estudiado el proceso con detenimiento comienzan ahora a entender los complejos mecanismos que desencadenó la llegada de un depredador tan eficiente como el lobo en un ecosistema que, hasta el momento, había estado dominando por grandes herbívoros como el alce, el búfalo o el ciervo.
  El primer efecto de la reintroducción, bien conocido por los ecólogos, fue la transfomación del curso del río en otro más sinuoso hasta el punto de crearse meandros y pequeños islotes, que a su vez permitieron la entrada de nuevas especies. Dicho de forma telegráfica, la introducción de una pequeña manada de lobos acabó transformando radicalmente el paisaje de Yellowstone, modificando incluso el curso de los ríos”.
 
¿DESHACERSE DE DIOS? Cuando la fe y la increencia se abrazan. Anselm Grün, Tomás Halik, Winfried Nonhoff (ed.). Ed Grupo Loyola- El Pozo de Siquem. 2108. pás 264.
  El sentido de exclusión entre los que somos creyentes en Dios y los que lo niegan es puesto en abierta crítica en este libro escrito en comandita por Anselm Grüm (conocido por muchos de nosotros por otros escritos más bien del corte espiritual) y por Tomás Halik, un sacerdote checo que pasó del nihilismo más total en la Checoslovaquia natal (entonces comunista y atea) a la conversión a la fe católica y a dedicar su vida al sacerdocio. Parte del libro se dedica precisamente a contar el camino de conversión que él realizó y su constante relación de diálogo con los que precisamente no compartían su fe. La relación entre fe y cultura, entre creencia e increencia, fe y ciencia, se plantean en este libro de un modo generosamente dialogante y esclarecedor. Su lectura a veces se hace difícil pero es al mismo tiempo muy estimulante y abre muchos caminos para ese espinoso diálogo en el que sin duda en nuestra sociedad actual nos movemos.
 
  “El diálogo sobre Dios entre creyentes y no creyentes no debería girar en torno a la pregunta: ¿hay un Dios o no lo hay? Porque en esa pregunta ya se supone una determinada imagen de Dios. Ahí Dios en cierto modo es ya algo presente, algo existente. Pero la teología dice que Dios no es nada existente (ens), si no el ser (esse) que es fundamento de todo. El diálogo debería girar más bien en torno a la pregunta: ¿cómo entiendo el mundo, cómo entiendo al hombre? ¿Puede el mundo explicarse de forma puramente científica? ¿O en todo lo que toco, lo que reflexiono, lo que pienso a fondo, choco con el misterio que me sobrepasa? Los cristianos (con Karl Rahner) denominamos a este misterio `Dios´. Los ateos lo dejan abierto.”(Página 226).
 
AUTORRETRATO SIN MÍ. Fernando Aramburu. Tustquets editores. Nuevos Textos Sagrados. 2018. Págs. 182.
  Entusiasmados como estamos por la emoción que nos depara la lectura de la novela ”Patria” de Fernando Aramburu, y  que nos descubrió a muchos una realidad triste sufrida en el País Vasco que sin duda sospechábamos, este autor guipuzcoano y afincado en Alemania, nos ofrece una nueva muestra bellísima de su quehacer literario. “Autorretrato sin mí” es un libro que nos da los datos concretos e íntimos de este escritor admirable. La belleza que destilan sus páginas, como la sinceridad personal con que las escribe y la memoria generosa con que evoca a sus seres queridos, constituye un texto que no se puede leer de un tirón, sino de fragmento en fragmento: no es una novela es más bien casi un poemario. Son capítulos que evocan su vida, sus recuerdos, sus deseos. Citamos dos ejemplos: el dedicado a su madre (página 95) y el dedicado a una manzana; son poesía pura.  
Copyright © 2018 Revista Cresol - Creado por SocialOpen
Regreso al contenido | Regreso al menu principal