Comunicar, por C. Pajuelo - Revista Cresol

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sumari > ANÀLISIS LES COMUNICACIONS SOCIALS
 
Comunicar significa el esfuerzo de poner en común

 
 El martes día 10 de abril en la Real Academia de Cultura Valenciana, tuvo lugar una conferencia con el título Del amarillismo en los medios de comunicación a cargo de Carlos Pajuelo de Arcos, doctor en Periodismo, por la Universidad Complutense de Madrid. Hemos querido preguntarle sobre algunos aspectos de la comunicación en la vida de la Iglesia
 
- D. Carlos: “En el proyecto de Dios, la comunicación humana es una modalidad esencial para vivir la comunión”, comienza diciendo el mensaje del santo padre Francisco para la 52 jornada mundial de las comunicaciones sociales. ¿Qué significa “comunicar”?
  Comunicar significa, para mí, el esfuerzo de poner en común y eso no es posible si no se busca el medio para hacer llegar el mensaje y se comprueba que el mensaje llega. Queda al margen si el contenido es apropiado para el destinatario y ese destinatario "comprende" lo que uno quiere hacer llegar. Sin estos pasos es difícil, imposible, comunicar nada.
 
- ¿Cuál es la valoración que Ud. hace del uso que en el momento presente estamos haciendo de los medios de comunicación intraeclesiales?
  Pese al evidente esfuerzo que realizan tengo la sensación que hay que incrementar la difusión y hacerlos llegar a quienes están lejos de la vida parroquial; hay que traspasar la barrera de las creencias y hacer permeable aquello que sirva para evidenciar el testimonio, el testimonio del ejemplo.
 
- El título del mensaje referido: «La verdad os hará libres (Jn 8, 32)». ¿Por qué hay tanto miedo a la verdad en la vida de la Iglesia?
  Esa pregunta se la debe contestar usted mismo o quienes leen esto que pueden ser los protagonistas de ese miedo.
- De los conflictos a la comunión, se puede llegar en un buen proceso de comunicación. ¿Qué nos recomienda?
  Evitar la radicalidad. Concentrarse en el contenido del Evangelio y modernizar el lenguaje tras asumir los problemas de aquellos con los que uno quiere comunicar. La comunión no es el final del proceso; quizás sea el principio.
 
- «Fake news y periodismo de paz». ¿Qué tres periódicos, según su parecer, están ayudando a construir la paz?
  No lo sé. La prensa no está para construir la paz. Quizás habría que plantearse quien contribuye a desestabilizar.
 
- Como periodista, ¿a qué tipo de noticias vale la pena consagrarse?
  Según el medio y el objetivo de este. La especificidad viene marcada por los objetivos del medio. Es obvio que la cabecera del Marca no tratará asuntos de política exterior, por ejemplo.
 
- ¿Cuándo detecta Ud. “amarillismo” en los medios de comunicación intraeclesiales?
  No conozco el contenido de esos medios y en todo caso habría que estudiarlos en un periodo temporal bastante para emitir una opinión documentada. No hacerlo así es especular y por tanto producir un error.
 
- La comisión europea renuncia a legislar contra las noticias falsas pese a la petición expresa de algunos países que han visto alteradas ciertas informaciones. ¿Cuestión de tiempo?
  Para ello Europa hoy no cuenta con una base política suficiente. La Europa soñada está muy lejos. Hoy Europa es esencialmente un conjunto de países ligados por interese económicos.
 
Mucho gusto en saludarles.
Copyright © 2018 Revista Cresol - Creado por SocialOpen
Regreso al contenido | Regreso al menu principal